La escuela

La Escuela de Biodanza Ciudad de Buenos Aires propone un cambio cultural, a partir del proceso personal, en un contexto grupal.

Fundada en el año 2003 por Cecilia Luzzi y Carlos García, pioneros de la disciplina, su objetivo es potenciar la inteligencia afectiva, que permite acceder al conocimiento no sólo de forma lógico racional, sino a través de la emoción, el movimiento, la música y la interacción.

Proponemos una ética en la facilitación, que no se limite solamente a la adquisición de una formación profesional.  Nuestro objetivo es que de la escuela puedan surgir facilitadoras y facilitadores con plena responsabilidad en la conducción de grupos: agentes de cambio cultural.

Objetivo

Nuestra escuela aporta aspectos diferenciados, producto de la investigación de los directores:

  • Puntos de reflexión para el abordaje de la temática teórica
  • Una gama de nuevos ejercicios que enriquecen la propuesta

El grupo de formación pasa a ser un núcleo de pertenencia, impulsor de aprendizaje y transformación.

Palabras para nuestra escuela

“Necesitaba un cambio, reencontrar aquella niña, formar el puente que la uniera con esta mujer.
Mi primer contacto con biodanza: una alegria estimulante, rica en sonrisas y con grandes desafíos.
El recorrido: muchos años descubriendo, integrando los velos de mi identidad
El resultado: ese calorcito en el pecho que jamás se olvida. La construcción de vínculos que hoy perduran: pareja, amigos y profesores como Ceci y Carlos, que sostienen y acunan. Gracias escuela!!!”

Adriana Péndola

“Agradecida que haya sido parte de mi formación, recomiendo esta escuela de Biodanza por su profesionalismo, dedicación, compromiso y reflexión permanente sobre el marco teórico de este sistema, su aplicación en cada matriz grupal y su análisis sobre la evolución del sistema, a partir de los nuevos paradigmas que nos desafían a una revisión constante. En un marco de calidez, cuidado, respeto y afectividad, tan necesarios para nuestro desarrollo personal y profesional.”

Daniela Quintero

“Mi amada Escuela de Biodanza!! Espacio pleno de afectividad y cuidado. Gracias a sus directores, Cecilia Luzzi y Carlos Garcia”

Cris Dallas